El Reino de Dios

Lucas 17:21 ni dirán: Helo aquí, o helo allí; porque he aquí el reino de Dios está entre vosotros.

Con la venida de Jesucristo a la tierra se abría una puerta a la mejor de las noticias la cual el Evangelio nos trae y ésta es que somos librados de nuestro propio autogobierno y podemos después de arrepentirnos escoger libremente someternos al gobierno de Dios a través de las Escrituras. Jesucristo no vino a mejorar este mundo ni a ponerle parches o remiendos sino al contrario, él certificó lo que en Apocalipsis 18 se relata y es que en una sola hora todo el autogobierno del hombre caerá. Lo que Jesucristo nos ofrece es a través del arrepentimiento y la fe en la obra de Jesús a entrar en el Reino de Dios y pertenecer a él por toda la eternidad. No eran fáciles los momentos políticos, sociales y económicos cuando Cristo estuvo en la tierra y tampoco después cuando los apóstoles estuvieron en la proclamación del Evangelio y el nacer de la Iglesia, pero ante la gran noticia de la puerta que se abría para entrar en ese Reino no tuvieron ninguna duda en enfocar toda su predicación y vida en el anunciamiento de esta oportunidad de Dios que nos da en Jesucristo y no desenfocarse en lo temporal y pasajero.

Un abrazo a tod@s.
Fran Cegarra

Suplica a tu hijo por sabiduría

Proverbios 1:10 Hijo mío, si los pecadores te quisieren engañar, No consientas.

Más de 20 veces en el libro de Proverbios vemos a Salomón el cual fue considerado el hombre más sabio suplicar y rogar a su hijo para qué atienda a su consejo y a la sabiduría en los momentos de decisión que tendría que ir tomando a lo largo de su vida. A veces podemos tener la sensación de hablar a nuestros hijos y darles consejos que después parece como si hicieran todo lo contrario. Pero creo que este método el cual está inspirado por el Espíritu Santo en este libro de Proverbios es una instrucción que debemos de cultivar en el corazón de nuestros hijos ante el desafío de la vida el cual cada vez se llena de más peligros y deslizaderos para ellos. Nuestros hijos necesitan saber qué pensamos y qué nos gustaría que hicieran en decisiones claves como las amistades, las drogas, la pornografía, las relaciones sexuales fuera de tiempo y del matrimonio, el uso de las redes sociales y el mal uso del tiempo y el ocio. Que sepan cómo nos gustaría que ellos se condujeran en todo esto y que se lo hagamos con el tono del escritor de Proverbios en una súplica de un padre o una madre que aman su alma y su destino eterno por lo que enseñan y le ruegan a su hijo porque siga el camino del temor de Dios que es el que lleva a la vida.

Un abrazo a tod@s
Fran Cegarra

Creados para la instrucción

Los proverbios de Salomón, hijo de David, rey de Israel. Para entender sabiduría y doctrina, Para conocer razones prudentes,
Proverbios 1:1‭-‬2.

A diferencia del resto de la creación que nace con instinto, el ser humano nace prácticamente como un papel en blanco el cual está llamado a ser escrito a través de la instrucción que irá recibiendo desde diferentes fuentes. El plan original es que esa instrucción proviniera de la boca de Dios por medio de su palabra y por medio de esta iba a poder hacerle completo, dichoso y ayudarle a cumplir el propósito por el cual fue creado. Sabemos que Adán eligió desechar esa voz y hoy estamos inundados de cientos de voces y por diferentes medios que quieren instruirnos y escribir en nuestra hoja para afectar nuestra vida, conducta y propósito. Por ello el libro de Proverbios es un regalo de Dios en las Escrituras para adquirir el consejo, la prudencia y la sabiduría que realmente nos harán regresar a la senda recta de la cual nuestros pasos no se deben de desviar y con su ayuda nos llevará al final alejándonos de lo infructuoso y el vano sufrimiento por nuestras decisiones equivocadas. Pero al igual que Adán, nosotros tenemos hoy en nuestra mano cuál va a ser la instrucción que permitiremos escribir en las hojas de nuestro corazón. Yo te invito hoy a cultivar la lectura de un capítulo de Proverbios cada día y así cada mes podrás completar el libro. A través de su luz y consejo podrás discernir más lo erróneo e imperfecto y distorsionado del consejo de este siglo malo. Y si eres joven todavía tú dicha será mejor al empezar a recibir su consejo temprano. Por ello padres os ánimo a exponer a vuestros hijos a tan infinita fuente de instrucción.

Un abrazo a tod@s
Fran Cegarra