Escapa por tu vida

Apocalipsis 18:4 Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas;

En Apocalipsis se nos revela que el mundo entero está bajo la influencia engañosa del diablo el cual obra a través de la mentira y alejando al hombre de Dios el cual es la única fuente de vida. Babilonia representa esa sociedad que se ha construido a través del engaño, está a nuestro alrededor y la puedes oler con un mensaje qué te dice que fuera de Dios y sus límites hay mucho para ser feliz y que tú debes de disfrutarlo a tu manera. Cada día somos bombardeados con ello y nuestros sentidos atraídos a besarla. Aquellos que hemos conocido y sido transformados por el Evangelio tenemos un llamado a salir de ella y no participar del pecado que por muchos medios, personas y formas se nos invita a participar. La advertencia no puede ser más clara, las plagas que están haciendo naufragar hoy a las familias, los matrimonios y los hijos también vendrán sobre nosotros si no somos vigilantes en salir de ella en nuestros hogares y corazones. Me sobrepasa ver en este último tiempo tantos hogares que están naufragando por no haber sido cuidadosos a tiempo. La advertencia está dada, no seas negligente y empieza a correr hacia la dirección y la verdad de Dios antes que sea demasiado tarde.

Un abrazo a tod@s
Fran Cegarra

Guiando a nuestros hijos hacia la sabiduría X

Dios los ha unido a ustedes con Cristo Jesús. Dios hizo que él fuera la sabiduría misma para nuestro beneficio. Cristo nos hizo justos ante Dios; nos hizo puros y santos y nos liberó del pecado.
1 Corintios 1:30 NTV

Terminamos esta serie y en esta ocasión lo haremos hablando de lo que realmente va a ser determinante para que el corazón de nuestros hijos se sumerja en las fuentes inagotables de la sabiduría de Dios. Que nuestros hijos tengan un encuentro con el Redentor y Salvador Jesucristo y esto los haga nacer de nuevo es el fundamento de la sabiduría que podrán alcanzar. Jesús es sabiduría de Dios y él mismo dijo que si venían de todos los lugares del mundo a escuchar la sabiduría de Salomón, he aquí él era más que Salomón. Aunque sí es cierto que en el tema de la salvación de nuestros hijos hay un elemento que nosotros no podremos hacer pues esto es una obra exclusiva del Espíritu Santo. Su salvación no depende de nuestra piedad pero sí que tenemos una encomienda y nuestra misión será como la de los discípulos, la cual era acercar a la gente a los pies del Maestro. Desde pequeños pon a tus hijos a sus pies y háblales de la Cruz, de los mandamientos , el corazón engañoso qué hay en todos, de la eternidad, de la esperanza y del regalo del evangelio que se nos ha sido dado. No ceses de orar por ellos y descansa en el amor de Dios que es infinitamente mayor que el tuyo como padre o madre para creer que ellos encontrarán en Cristo la justificación la redención y la sabiduría de Dios.

Un abrazo a tod@s.
Fran Cegarra

Guiando a nuestros hijos hacia la sabiduría IX

Santiago 1:5 Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.

Seguimos con esta serie. Realmente la vida se compone de cruces, avenidas e intersecciones donde la decisión que se tome nos llevará a un destino u otro y en ello la sabiduría es vital pues ella nos da el entendimiento de como funcionan las leyes no visibles, el como ponerlas en funcionamiento y sus consecuencias. El tomar decisiones precipitadas o emocionales pueden provocar un mal rumbo en el futuro de nuestros hijos. Por ello debemos enseñar a través de nuestro ejemplo y de enseñanza a nuestros hijos el saber que disponen de una fuente inagotable de sabiduría en Dios a la cual pueden recurrir a lo largo de sus vidas y que lo hagan continuamente sin dejar de valorar que cada decisión tendrá efecto en sus vidas a medio y largo plazo. Que ellos puedan saber que Dios quiere su bien y que recurran a su sabiduría sin ningún reparo sabiendo que esto agrada a Dios, será una bendición que una vez iniciada y cultivada será una realidad en la cual simplemente querrán vivir.

Un abrazo a tod@s.
Fran Cegarra