Es su misericordia

“Y deteniéndose él, los varones asieron de su mano, y de la mano de su mujer y de las manos de sus dos hijas, según la misericordia de Jehová para con él; y lo sacaron y lo pusieron fuera de la ciudad.”
Génesis 19:16 RVR1960

Ya Lot había sido advertido y el juicio se venía encima sobre las ciudades pecadoras de Sodoma y Gomorra. Lot había intentado convencer a sus yernos pero les sonaba ridículo escuchar algo como un juicio de Dios sobre el pecado, por lo que sólo le quedaba salvar su vida y la de su familia. Pero pudiendo tocar el juicio con los dedos de la mano, su corazón después de un largo tiempo viviendo en medio de una sociedad contaminada, sexualizada, materialista, donde los valores y la familia se estaban desintegrado, el corazón de Lot estaba demasiado apegado a muchas cosas de las cuales tendría que haber sido cuidadoso en alejarse y buscar a Dios y su voluntad. Creo que si hubiera dependido de Lot hubiera caído bajo el juicio junto con los demás pero en el último momento y también probablemente por la influencia de la intercesión de su tío Abraham por los justos que pudieran habitar en estas ciudades, los ángeles agarraron fuerte la mano de Lot y su familia y se escaparon del juicio en el último suspiro. En ocasiones nuestro corazón aún sabedor de las consecuencias y del juicio que nos puede traer nuestro pecado no está determinado a salir y ahí sólo la pura misericordia de Dios puede agarrarnos de nuestra voluntad y empujarnos hacia fuera pero estoy convencido que esto también se da muchas veces porque otros están orando por nosotros. Así que concluyo animándote a no estar tan cerca de la línea roja para que sólo quede el recurso de la misericordia pues tú te mantienes en obediencia y fe, así como no desistas en orar por otros que están tocando el juicio sobre sus vidas por obstinarse en sus pecados pues quién sabe si a través de tu oración pudieras estar moviendo esa mano que los empuje en misericordia hacia fuera.

Un abrazo a tod@s
Fran Cegarra

Una generación que no quiere ver

“Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.”
Romanos 1:21 RVR1960

Me llama la atención en estos tiempos de ver cómo nuestra generación es capaz de cegarse voluntariamente negando toda evidencia científica entrando en ocasiones al terreno de lo ridículo para poder dejar a Dios fuera de aquello donde él ha puesto su sello. En primer lugar lo encontramos en la creación dónde se niega la evidencia de un diseñador inteligente y se opta por tener fe en una teoría la cual se enseña como ciencia rompiendo todas las reglas y que únicamente deja al ser humano huérfano en el universo aunque sin responsabilidad moral lo cual creo que es lo que el corazón busca aunque el juicio un día llegará. Por otro lado en la ideología de género encontramos la capacidad perversa de negar la ciencia qué define el sexo biológico para tener fe en el creer que el sexo lo define lo que sentimos o lo que cada uno cree, borrando líneas morales dónde finalmente se quiere sexualizar todo hasta la infancia. La Biblia nos enseña que conforme la humanidad decide cerrar sus ojos a la verdad de Dios la cual es palpable y fundamentada incluso por la ciencia, el hombre entra en una espiral de maldición la cual le lleva a mayor ceguera y lo aleja del bien de Dios para él. Solamente hay una vía de escape y es el arrepentimiento a través de la fe en Jesús y ahí es cuando nuestros ojos son abiertos a la verdad bíblica y nos damos cuenta de lo absurdo de vivir en rebelión contra el Creador.

Un abrazo a tod@s
Fran Cegarra

¿Qué es el evangelio X?

“Porque dice: En tiempo aceptable te he oído, Y en día de salvación te he socorrido. He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación.”
2 Corintios 6:2 RVR1960

Concluimos con este devocional en el que hemos podido ver desde diferentes ángulos y a través de la escritura la maravillosa noticia del Evangelio que nuestro Señor Jesucristo vino a traernos. Dios llegó hasta el límite de la línea a la cual Él podía llegar a nuestro favor y ésta fue ofrecer en sacrificio a su propio hijo en una cruz para poder otorgarnos perdón y aplicarnos su justicia. Ahora los hombres estamos invitados a cruzar la línea que nos toca a través de la fe en Jesús y un profundo arrepentimiento por nuestro pecado y por vivir en rebelión hacia Dios. Durante generaciones son pocos los que han decidido dar su espalda a su yo y a este pecaminoso mundo y cruzar la línea. Pero por el contrario son muchos los que han ignorado esta llamada desde el cielo a los hombres al arrepentimiento y un día se encontraron que el día aceptable y de salvación que Dios les ofrecía se acabó y ya no había más oportunidad al otro lado de la eternidad. Ahora nosotros formamos parte de otra generación más y el día aceptable de salvación está sobre nosotros. Pero ahora te toca a ti cruzar la línea, no esperes que sea demasiado tarde y el día se convierta en eternas tinieblas de perdición.¡Hoy es día de salvación!

Un abrazo a tod@s
Fran Cegarra