Marcas de una oveja saludable I

“No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.”
Hebreos 10:25 RVR1960

Comenzamos esta serie de devocionales dónde iremos perfilando algunas características de una oveja madura y saludable en el rebaño del Señor. Un padre puede tener la bendición de sentir parte del corazón de Dios hacia sus hijos cuando él se relaciona con los suyos. Así siento yo la dicha de como pastor poder sentir parte del corazón del buen Pastor, nuestro Señor Jesucristo en cuanto a su rebaño y el comportamiento de sus ovejas. No puedo dejar de dar gracias a Dios de estar rodeado de saludables y maduras ovejas las cuales traen gozo y paz a mi corazón.  En este versículo encontramos la crucialidad de que el rebaño esté junto y en unidad. Es señal de una oveja madura aquella que a través de su testimonio actitud y conversación consigue alentar a otras a las buenas obras y a la devoción por el nombre del Señor y su causa. Al compartir tiempo con ellas te inspiran y algo dentro de ti se mueve hacia la verdad y la dirección correcta. Puede que no estén pasando un buen momento, pero tienen manifestado el ADN del Espíritu de Cristo que mora en ellas por lo que el sentido de misión para dar y ser bendición está en ellas e impregnan todo aquello que tocan y además intencionan que así sea, convirtiéndose por ello en ovejas de un inestimable valor para el resto del rebaño e incluso un modelo para las pequeñas ovejas que están creciendo y deciden seguir sus pisadas. Deseo con la ayuda del Señor que todos podamos en el rebaño ser ese tipo de oveja de las cuales algunas Pablo llegaba a hacer mención por la bendición que fueron para él y los demás en momentos cruciales.

Un abrazo a tod@s
Fran

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *